Historia del Liceo de Limache

El Liceo de Limache, fue fundado el año 1954, cuando por decreto, algunos cursos del Liceo de Quillota comenzaron a funcionar en esta comuna.

Así comienza la historia del que con el tiempo sería el Liceo Fiscal, que pudo  satisfacer el anhelo de la comunidad limachina de tener un establecimiento que acogiera las demandas de los muchos alumnos de la zona que hasta entonces se veían en la obligación de trasladarse a otras comunas para poder acceder a su educación secundaria.

Para que esto se hiciera realidad, debieron existir personas con empuje y visión decididos a sortear todos los obstáculos para alcanzar la meta. En este caso, algunas de  esas personas fueron los diputados Alfredo Nazar, José Oyarzún, Francisco Palma, el alcalde de entonces Camilo Glena, los regidores- que equivalen hoy a los concejales- Cabezas y Vilches, el subdelegado Alfonso Montané, el presidente del Círculo de Amigos del Liceo, Enrique Cabezas y también los particulares Ciro Araya, Carlos Lazzarini. Rafael Fort y Hugo Luzzi, entre otros.

En la creación del establecimiento cooperaron también varias instituciones entre las que se destaca la Sociedad de Artesanos de Limache .

El primer Director del Liceo Fiscal de Limache fue el profesor Ezequiel Céspedes Galleguillos. En su  año inaugural  la matrícula no alcanzó  a sobrepasar un total de 309 alumnos. Los cuatro cursos anexados originalmente desde el Liceo de Quillota, se convirtieron en ocho al año siguiente y continuaron en aumento con el transcurso del tiempo.

Dichos cursos pasaron a pertenecer  en forma temporal al Liceo Fiscal de Limache a través del decreto N° 6980 con fecha de julio de 1955.

En el año 1956, siendo Director el distinguido docente Sr René Vargas Espinoza, se crea un quinto humanidades, aumentando en 9 el total de cursos que, por decreto N° 1185 de fecha 21 de mayo de 1956, pasaron a pertenecer definitivamente al naciente establecimiento  educacional limachino.  En ese año se contaba, además con 4°, 5° y 6° años de preparatorias, completando un total de 12 cursos. A mediados de ese año, la matrícula alcanzó la cantidad de 486 alumnos, abarcando las preparatorias (educación básica) y humanidades (educación media). El Liceo constaba en ese entonces con once profesores titulados, tres egresados y siete con cursos especiales. En el año 1955 se anexaron los primeros cursos desde Quillota, y a falta de espacio físico propio, las clases de debieron realizar en una pequeña casa en avenida Urmeneta entre las calles Dolores y Carrera. Una labor importante le correspondió entonces  a la directiva del centro de padres, quienes trabajaron muy duramente para juntar en los primeros tres años de funciones un millón de pesos, suma utilizada por completo para los trabajos generales de construcción del establecimiento educacional, cuya ubicación entre las calles Ramón de la Cerda, Condell  y Riquelme,  colindante con  la Escuela 88  que es donde se mantiene desde 1960. En dicho lugar existían canchas de futbol y era espacio utilizado regularmente para la instalación  de ramadas y fondas durante las celebraciones de fiestas patrias.

El Director, Don René Vargas Espinoza, se desempeñó por varios años en el cargo en una gestión que ya en los primeros años mostró buenos frutos como la creación en el año 1966 del Liceo Vespertino Fiscal, pensado básicamente para aquellas personas que, por distintas circunstancias no pudieron continuar sus estudios. Llegó, en un momento, a tener 12 cursos, distribuidos entre la enseñanza básica y media, un curso por nivel, llegando a casi 300 alumnos que asistían en forma constante, después de las labores propias de la casa o del trabajo con el solo propósito de cumplir con su educación para beneficio propio y de sus familias. Hoy el Liceo de Limache, en la jornada vespertina, mantiene solo dos niveles, el Primer Nivel ( 1° y 2° Medio) y el Segundo Nivel (3° y 4° Medio).

En 1980, se abrió un curso de capacitación de mecánica automotriz, dirigido a personas adultas con interés en esa área, el que por razones de tipo normativo debió suspenderse el año 2007. Asimismo, en 1992, ante la creciente necesidad de muchos jóvenes limachinos que no podía acceder a la Educación Superior por su alto costo, surge la Educación Técnica Profesional, con el curso de Gastronomía. Se le agrega el año 1995  la Especialidad de Auxiliar Paramédico de Enfermería, ambos cursos son dictados en jornada diurna.

Son varias las actividades extra programáticas que ha impartido el Liceo, que por un buen tiempo se llamó Liceo A-37, por ejemplo, la banda de guerra  e instrumental que fue creada en el año 1978 por la Sra. María Eliana López Neira, el Club de Radioaficionado, en 1980, entidad que en su época realizó una tarea importante de servicio social, aportando incondicionalmente su ayuda en distintas catástrofes a nivel nacional, regional y local, por ejemplo, en terremotos, inundaciones, incendios, etc., la Brigada del Mar, asesorada y apadrinada por la Escuela de Aviación Naval, la Brigada de Cruz Roja y la de Transito. Otros talleres que han resultado exitosos a través del tiempo, son en el área musical, artes plásticas y deportivos.

Los ex alumnos del establecimiento, se reúnen anualmente,  entre ellos existen destacados profesionales, como Don Gabriel Aldoney, Intendente Regional, Don Luis Bork,  que fuera Gobernador de Valparaíso, Bernardo Donoso, ex rector de la Pontificia Universidad de Valparaíso, solo por nombrar algunos.

Don Luis Espínola Salinas, profesor de Estado en Castellano, ingresó el año 1966 como Director del Liceo Vespertino del Liceo Fiscal, para luego, en 1978, asumir como subdirector. Pocos años mas tarde en 1984, fue nombrado Director del establecimiento, cargo ocupado hasta el 2005, año en que se acogió a jubilación.